esenfrptru

 

El elemento más importante de la valoración en mujeres con sospecha de cáncer de ovario es el hallazgo de un quiste con componente sólido y líquido en el Ovario en las imágenes (ultrasonido transvaginal) lo cual aunado a la elevación de Ca 125 hace sospechar fuertemente Cáncer de Ovario, también puede tratarse de una masa anexial, muy frecuentemente la enfermedad se ha podido extender a la superficie intestinal conocida como peritoneo. cuando la enfermedad esta confinada a la pelvis la etapa clínica es I y II, cuando sale de la pelvis se trata de una etapa III que puede ser incipiente cuando solo hay siembras incipientes o microscópicas hasta formar placas extensas, de tal forma que puede haber una EC III menos avanzada y una EC III que es más avanzada. en ocasiones puede la enfermedad puede migrar a la pleura y presentarse con liquido presente en la pleura conocido como derrame pleural y que entonces se trata de una EC IV.

 

El diagnóstico de la enfermedad es mediante una cirugía conocida como Laparotomía exploradora, estadificadora y citoreductora (LAPE) cuya intención es además de hacer el diagnostico eliminar toda enfermedad visible, así que también es terapéutica. después de la cirugía más del 95% de todas las pacientes recibirán quimioterapia.

 

La cirugía además permite contar con un reporte de patología que es indispensable para diseñar el tratamiento integral que incluye a la quimioterapia y otras terapias biológicas como el bevacizumab en casos muy seleccionados o el olaparib dirigido a mujeres con las mutaciones de los genes BRCA1 y BRCA2 para ello se requiere la evaluación oncológica rigurosa.

El Ultrasonido Transvaginal y Ca 125 permite tener la sospecha de que una mujer pueda tener cáncer de ovario, posterior a ello casi siempre realizamos una tomografía axial computada (TAC) previo a realizar el procedimiento quirúrgico llamado LAPE, todo el material obtenido durante la cirugía es revisado y reportado por un patólogo con experiencia.

 

medico2