esenfrptru

 

  • El cáncer de ovario es el segundo tipo de cáncer ginecológico más frecuente,, se calcula que se diagnostican alrededor de 4 mil casos al año en México, lo que se traduce en 10 casos diarios y un diagnóstico nuevo cada 2 horas y siete muertes diarias.
  • Siendo el más común es el de tipo epitelial, el cual nace de la superficie de los ovarios o bien en un cáncer “in situ” en la fimbria de la trompa de falopio y representa el 90 por ciento de todos los casos, afecta a mujeres con más frecuencia de 45 a 59 años de edad.

  • Existen otros tipo menos frecuente como son la variedad germinal que afecta a mujeres jóvenes entres 15 y 25 años, que nace en la célula germinal (óvulos inmaduros), que representa el 10 por ciento, y los tumores del estroma o del tejido ovárico que son muy raros.
  • Mientras que en el caso de cáncer de mama y cérvix existe una postura muy clara en cuanto a la recomendación de realizar un estudio para su detección oportuna, practicando la mastografía y el estudio de Papanicolaou, respectivamente, en el caso del cáncer de ovario se recomienda realizar un ultrasonido transvaginal cada seis meses más la determinación del marcador CA 125 especialmente si la mujer se encuentra en la menopausia y si padece de colitis, con especial énfasis en mujeres que tiene historia familiar de cáncer de ovario o mama. Todas las mujeres tienen derecho de vigilar la salud de sus ovarios.
  • Existen factores de riesgo como son la menopausia, la historia familiar de cáncer de ovario y mama - ya que en un 15 al 20 por ciento puede haber un patrón hereditario caracterizado por las mutaciones de los genes BRCA1 y BRCA2 - puede estar presente.

 

riesgocaepitelial

 

 riesgodedesarrollo

 

  •  Todas las mujeres especialmente en la edad de la menopausia deben vigilar la salud de sus ovarios con un ultrasonido transvaginal, con la mayor periodicidad posible, cada 6 meses.